Información

Células madre y si pueden corregir la falta de apoptosis.


Si una célula, llámela C1, no tiene un mecanismo de apoptosis en funcionamiento, ¿podría una célula madre ser 'inducida' de alguna manera a ser como C1, al menos tener el mismo genoma que C1? Entonces, ¿usar este 'duplicado' de células madre para 'reiniciar' los mecanismos de apoptosis en C1 o incluso reemplazar C1? (perdona cualquier amplitud o vaguedad, estoy tratando de ser específico)


La respuesta es no. Actualmente no se conoce ningún método mediante el cual podamos hacer que una célula madre transfiera su genoma a una célula cancerosa y así conseguir que su mecanismo de apoptosis vuelva a funcionar. No es tan fácil transferir un genoma: destruir la copia defectuosa del genoma que está almacenada en el núcleo y obtener una nueva copia de todo el genoma en el mismo.

Recuerde que para transferir casi cualquier cosa (excepto pequeñas moléculas no polares) dentro y fuera de la célula, necesita transportadores altamente especializados (es decir, canales iónicos, bombas de Na + / glucosa). Esto es particularmente cierto en el caso de moléculas grandes como la glucosa y la sacarosa (plantas). Pero incluso esas moléculas son extremadamente pequeño en comparación con un cromosoma completo, para el cual no hay nada ni siquiera cerca de un transportador. Por tanto, sería imposible introducir el cromosoma en la célula.

Pero incluso si pudieras tienes otro obstáculo más: tienes que introducir los nuevos cromosomas en el núcleo ... y eso solo después de haber destruido el genoma original en la celda 1, sin hacer que el entorno del núcleo sea tóxico para el nuevo genoma (es decir, actividad CAD ...) Esto representa innumerables desafíos, incluido el hecho de que vas a necesitar alterar la membrana nuclear para permitir la entrada de una macromolécula masiva, sin obstaculizar la función de la célula… Los problemas, lamentablemente, siguen y siguen.

TL; DR: Buena idea, y sería genial si funcionara, pero tiene forma, camino, camino También las complejidades y los obstáculos insuperables pueden ser factibles incluso remotamente.


Fuentes:

  • Lemoine R. 2000. Transportadores de sacarosa en plantas: actualización sobre función y estructura. Biomembranas 1465 (1-2): 246-262.

Un toque más fino para ajustar el 'destino' de las células madre con sustratos de diferente rigidez

(arriba) Localización intracelular de RUNX2 y YAP en MSC en geles de gelatina con diferentes módulos elásticos. Observe cómo se ve más señal en una sola ubicación (el núcleo) para sustratos más rígidos. (abajo) Ilustración de cómo cambia la localización de YAP y RUNX2 con la rigidez del sustrato para diferentes lotes. Tenga en cuenta la coherencia entre lotes en la forma en que la localización de YAP cambia con la rigidez y la falta de ella para RUNX2 antes de que converjan. Crédito: Universidad Metropolitana de Tokio

Investigadores de la Universidad Metropolitana de Tokio han estado cuantificando cómo diferentes lotes de células madre mesenquimales responden a la rigidez mecánica de sus entornos. Se centraron en cómo se "localizaban" ciertas proteínas en los núcleos celulares y encontraron tendencias clave en cómo esto cambiaba con la rigidez. Sus hallazgos explican las inconsistencias entre los hallazgos anteriores y pueden orientar cómo los científicos controlan el estado de las células madre para la investigación y los tratamientos médicos.

Las células madre mesenquimales (MSC) son importantes células "progenitoras" que pueden transformarse en células musculares, cartilaginosas, óseas o adiposas. En 2006, el trabajo pionero de Engler y colaboradores demostró que podían controlar en qué tipo de célula se transformaban (o "diferenciaban") las células madre mesenquimales simplemente colocándolas en superficies con diferente rigidez mecánica o módulo elástico. Desde entonces, los científicos han estado tratando de identificar exactamente cómo ocurre esto. El problema es que, a pesar de que el fenómeno es robusto y reproducible, resulta que son sensibles al entorno exacto en el que se colocan, incluso de qué lote provienen. Hay mucho en juego: un control confiable sobre los estados del MSC significaría más investigación e incluso posibles aplicaciones biomédicas.

Esta búsqueda inspiró a un equipo dirigido por la profesora asociada Hiromi Miyoshi de la Universidad Metropolitana de Tokio a observar cómo los diferentes lotes de MSC responden a diferentes entornos. Se centraron en dos proteínas presentes en las MSC, la proteína YAP, que ayuda a las células a responder a los entornos mecánicos, y RUNX2, un actor clave para ayudar a que las MSC se conviertan en osteoblastos que eventualmente se convertirán en hueso. Observaron cómo los diferentes lotes de MSC tienen diferentes distribuciones de YAP y RUNX2 dentro de sus células. Para sus entornos "rígidos", eligieron un sustrato de gelatina especialmente diseñado que tenía una reproducibilidad significativamente mejor que las alternativas populares de colágeno.

Desde el principio, encontraron que sus lotes eran bastante distintos. En experimentos básicos que analizaron cómo se convertían en células productoras de hueso o de grasa, encontraron que los lotes producían niveles muy diferentes de depósitos de calcio y grasa. Pero cuando se trataba de su comportamiento de respuesta mecánica, resultó que no eran tan distintos como se pensaba inicialmente. En primer lugar, el equipo descubrió que la proporción de YAP que se encuentra en los núcleos de las células (o "localización") resulta variar de manera consistente entre lotes, estabilizándose con la misma rigidez. Para RUNX2, aunque la localización varió de manera diferente, todavía se estabilizaron en un valor de rigidez específico (uno diferente a YAP). Incluso entonces, la tendencia en la localización de RUNX2 fue lineal hasta la meseta.

Con este tipo de información, cualquiera podría hacer un gel de una rigidez específica y controlar activamente el nivel de YAP / RUNX2 en el núcleo de las células madre mesenquimales. Al hacerlo, podrían sintonizar cuándo y cómo se diferencian sus células. El equipo espera que este nuevo nivel de control sobre el destino de las células ayude a acelerar la investigación de las CMM y potencialmente conduzca a aplicaciones terapéuticas.


2 pensamientos sobre & ldquo La investigación con células madre revela el camino hacia la esquizofrenia & rdquo

Las células madre requieren factores de crecimiento para crecer y diferenciarse en un estado celular más maduro. Cambian su fenotipo y red genética durante la progresión de un estado menos a uno más diferenciado. Por tanto, las respuestas de los factores de crecimiento por las interacciones adhesivas de las células con otras células y con la matriz extracelular son cruciales para todos los procesos de desarrollo a lo largo de la vida. Las alteraciones del gen pueden producir células anormales con deterioro de la función.

Las enfermedades psiquiátricas están relacionadas con el deterioro celular de la función de supervivencia o muerte de las neuronas que, en consecuencia, pueden aparecer como anomalías en la neuroplasticidad. Mediante la transducción de la señal de supervivencia celular, la vía PI3K / AKT / GSK3 puede organizar una red central intracelular para la acción de la neuroplasticidad sináptica. Además, las vías también pueden regular la proliferación celular, la migración celular y la apoptosis. Muchas pruebas respaldaron el papel de esta red de señalización subyacente al desarrollo y tratamiento de enfermedades psiquiátricas. Recientemente, en un estudio con tecnología hiPSC, las células sanguíneas se reprogramaron en células madre y luego se convirtieron en neuronas cerebrales. Entre los genes expresados ​​diferencialmente, cinco de ellos han sido identificados como genes candidatos a la esquizofrenia. Sin embargo, SGK1 es un único gen asociado con la vía PI3K / GSK3. Las alteraciones del gen están estrechamente relacionadas con un mayor riesgo de desarrollar esquizofrenia.

Las células madre son células multipotentes para dar lugar a una población mucho mayor de células progenitoras con mayor restricción de desarrollo. Los progenitores requieren muchas etapas de diferenciación para convertirse en células maduras y funcionales. Durante el proceso de maduración, la respuesta a factores de crecimiento específicos de una célula precursora puede cambiar en consecuencia a otro tipo de factor de crecimiento en las células más maduras. Esto refleja un cambio vinculado a la diferenciación en los constituyentes o en los objetivos finales de la red de transducción de señales. Por lo tanto, los factores de crecimiento juegan un papel fundamental para regular el fenotipo, la expresión génica y el funcionamiento de las células. El estudio de los organoides cerebrales para determinar los genes implicados en enfermedades patológicas del cerebro no es concluyente. De hecho, los organoides cerebrales se han considerado como una etapa temprana de las células del desarrollo que son inmaduras y carecen de funcionamiento. Considerando que, las células maduras están activas, se adhieren y funcionan completamente con una red genética complicada. La determinación de genes clave en el tipo de células maduras juega un papel importante en la causa de las condiciones patológicas de la esquizofrenia y es fundamental para revelar un conocimiento importante para el desarrollo de un tratamiento terapéutico eficaz para las enfermedades psiquiátricas.

Mis dos hijos murieron por suicidio habiendo sufrido una severa dolencia mental. Eran la tercera generación, y quizás la cuarta o más, en ser afectados por la enfermedad. Creo firmemente que solo el estudio genético podría haberlos ayudado.


¿Dónde ocurre la hematopoyesis?

El proceso de hematopoyesis ocurre en el saco vitelino durante la etapa prenatal, seguido por el hígado y finalmente en la médula ósea.

En un adulto sano, la hematopoyesis se produce en la médula ósea y los tejidos linfáticos, donde se generan más de 1000 células sanguíneas nuevas (de todos los tipos) a partir de las células madre hematopoyéticas para mantener los niveles en estado estable.


Abstracto

Fondo

La matriz extracelular (MEC) es un entorno dinámico y complejo caracterizado por propiedades biofísicas, mecánicas y bioquímicas específicas para cada tejido y capaz de regular el comportamiento celular. Las células madre tienen un papel clave en el mantenimiento y la regeneración de los tejidos y están ubicadas en un microambiente específico, definido como nicho.

Alcance de la revisión

Revisamos los avances que se han logrado para dilucidar los nichos de las células madre y discutimos los mecanismos por los cuales la ECM afecta el comportamiento de las células madre. También resumimos las herramientas y modelos experimentales actuales para estudiar las interacciones entre células madre y ECM.

Principales conclusiones

La ECM representa un jugador esencial en el nicho de las células madre, ya que puede modular directa o indirectamente el mantenimiento, la proliferación, la autorrenovación y la diferenciación de las células madre. Varias moléculas de ECM desempeñan funciones reguladoras para diferentes tipos de células madre y, en función de su composición molecular, la ECM puede depositarse y ajustarse con precisión para proporcionar el nicho más apropiado para las células madre en los diversos tejidos. Biomateriales diseñados capaces de imitar el en vivo Las características del nicho de células madre proporcionan in vitro herramientas para diseccionar los diferentes roles que ejerce la ECM y sus componentes moleculares en el comportamiento de las células madre.

Importancia general

La ECM es un componente clave de los nichos de las células madre y participa en varios aspectos del comportamiento de las células madre, por lo que tiene un impacto importante en la homeostasis y la regeneración de los tejidos en condiciones fisiológicas y patológicas. Este artículo es parte de un número especial titulado Comportamiento y propiedades de las células mediadas por matrices.


Conclusiones

Las ADSC son una alternativa accesible y más flexible para tratar afecciones que requieren regeneración de tejidos. Su eficacia terapéutica se basa en las aplicaciones basadas en estas células no solo en modelos experimentales en animales sino también en un número creciente de ensayos en humanos.

Las afecciones que se pueden tratar con ADSC van desde lesiones traumáticas hasta trastornos metabólicos neurodegenerativos y endocrinos y reconstrucciones posquirúrgicas.

En relación al tratamiento antineoplásico, los estímulos paracrinos y endocrinos mediados por los secretomas de la ADSC pueden ser beneficiosos, pero también pueden favorecer la progresión tumoral.

El desarrollo del uso de las ADSC en el tratamiento de afecciones de alta prevalencia implica no solo el trasplante celular, sino que se cruza con la manipulación genética, la modulación epigenética y el efecto de los secretomas que corrigen las alteraciones fisiopatológicas.


Métodos para la producción de ipsc sin modificación del genoma celular

Como se mencionó anteriormente, para la producción de iPSC murina y humana, tanto los retro-virus como los lentivirus se usaron inicialmente como vectores de administración para los genes requeridos para la reprogramación celular. El principal inconveniente de este método es la integración incontrolada del ADN viral en el genoma de la célula huésped y # x02019s. Varios grupos de investigación han introducido métodos para administrar & # x0201c genes de pluripotencia & # x0201d en la célula receptora que no integran el ADN alogénico en el genoma del huésped o eliminan las construcciones genéticas exógenas del genoma.

Cre & # x02013loxP & # x02013 Recombinación mediada. Para preparar iPSC de pacientes con enfermedad de Parkinson & # x02019s, se utilizaron lentivirus, cuyos provirus pueden eliminarse del genoma mediante Cre & # x02013recombinase. Para hacer esto, el loxP Se introdujo el sitio & # x02013 en las regiones lentivirales 3 & # x02019LTR & # x02013 que contenían genes de reprogramación separados bajo el control del promotor inducible de doxiciclina & # x02013. Durante la replicación viral, loxP se duplicó en el 5 & # x02019LTR del vector. Como resultado, el provirus integrado en el genoma estaba flanqueado por dos loxP & # x02013sites. Los insertos se eliminaron mediante la transfección temporal de iPSC con un vector que expresa Cre & # x02013recombinase [51].

En otro estudio, las iPSC murinas se produjeron utilizando un plásmido que lleva el 4 de octubre , Sox2 , Klf4I, y c & # x02013Myc genes en el mismo marco de lectura en el que los ADNc individuales estaban separados por secuencias que codifican péptidos 2 & # x00410, y prácticamente toda la construcción estaba flanqueada por loxP & # x02013sites [52]. El uso de este vector permitió una disminución notable en el número de insertos de ADN exógeno en el genoma de la célula huésped y, por lo tanto, la simplificación de su siguiente escisión [52]. Se ha demostrado, utilizando lentivirus que llevan construcciones policistrónicas similares, que una copia del transgén que proporciona un alto nivel de expresión de los factores exógenos Oct4, Sox2, Klf4 y c & # x02013Myc es suficiente para la reprogramación de células diferenciadas en el estado pluripotente [53, 54 ].

El inconveniente de la Cre & # x02013loxP & # x02013system es la escisión incompleta de secuencias integradas al menos el loxP & # x02013site permanece en el genoma, por lo que persiste el riesgo de mutaciones de inserción.

Vectores plásmidos . La aplicación de lentivirus y plásmidos que llevan el loxP Los sitios requeridos para la eliminación de construcciones transgénicas modifican, aunque de manera insignificante, el genoma de la célula huésped. Una forma de evitar esto es utilizar sistemas de vectores que generalmente no permiten la integración del vector completo o partes de él en el genoma de la célula. Uno de estos sistemas que proporciona una transfección temporal con vectores plasmídicos policistrónicos se utilizó para la producción de iPSC a partir de mEF [29]. Un plásmido policistrónico que lleva el 4 de octubre , Sox2 , y Klf4 ADNc de genes, así como un plásmido que expresa c & # x02013Myc , se transfectó en mEF uno, tres, cinco y siete días después de su siembra primaria. Los fibroblastos se pasaron el noveno día y las colonias de iPSC se seleccionaron el día 25. Siete de cada diez experimentos lograron producir colonias positivas para GFP & # x02013 (la GFP gen estaba bajo el control del Nanog promotor de genes). Las iPSC que se obtuvieron eran similares en sus características a las ESC murinas y no contenían insertos de las construcciones de ADN utilizadas en sus genomas. Por lo tanto, se demostró que las iPSC murinas sanas que no portan transgenes pueden producirse de manera reproducible, y que la sobreexpresión temporal de 4 de octubre , Sox2 , Klf4 , y c & # x02013Myc es suficiente para reprogramar. El principal inconveniente de este método es su bajo rendimiento. En diez experimentos, el rendimiento varió de 1 a 29 colonias de iPSC por diez millones de fibroblastos, mientras que en el mismo estudio se obtuvieron hasta 1.000 colonias por diez millones utilizando construcciones retrovirales [29].

Vectores episomales . Las iPSC humanas se produjeron con éxito a partir de fibroblastos cutáneos mediante transfección simple con construcciones episomales policistrónicas que llevan varias combinaciones de 4 de octubre , Sox2 , Nanog , Klf4 , c & # x02013Myc , Lin28 , y SV40LT genes. Estas construcciones se diseñaron sobre la base del vector oriP / EBNA1 (Epstein & # x02013Barr nuclear antigen & # x020131) [55]. El vector oriP / EBNA1 contiene la secuencia enlazadora IRES2 que permite la expresión de varios ADNc individuales (que codifican los genes necesarios para una reprogramación exitosa en este caso) en un ARNm policistrónico a partir del cual se traducen varias proteínas. El vector oriP / EBNA1 también se caracteriza por una baja representación en las células de los primates y puede replicarse una vez por ciclo celular (por lo tanto, no se elimina rápidamente, como ocurre con los plásmidos comunes). En condiciones no selectivas, el plásmido se elimina a una tasa de aproximadamente el 5% por ciclo celular [56]. En este trabajo, se probó el amplio espectro de combinaciones de factores de reprogramación, lo que resultó en la mejor eficiencia de reprogramación con cotransfección con tres episomas que contienen los siguientes conjuntos de genes: 4 de octubre + Sox2 + Nanog + Klf4 , 4 de octubre + Sox2 + SV40LT + Klf4 , y c & # x02013Myc + Lin28 . SV40LT ( Gen T grande SV40 ) neutraliza el posible efecto tóxico de & # x00441 & # x02013 & # x0041c & # x00443 & # x00441 sobreexpresión [57]. Los autores han demostrado que se pueden producir iPSC saludables que poseen todas las características de las células pluripotentes tras la expresión temporal de una determinada combinación de genes en células somáticas humanas sin la integración del ADN episomal en el genoma. Sin embargo, como en el caso en el que se utilizan vectores plasmídicos, esta forma de reprogramación se caracteriza por una baja eficacia. En experimentos separados, los autores obtuvieron de 3 a 6 colonias de iPSC estables por 106 fibroblastos transfectados [55]. A pesar del hecho de que los fibroblastos de la piel están bien cultivados y son accesibles, es muy probable que se requiera la búsqueda de otros tipos de células que estén relativamente mejor cultivadas y se sometan de manera más eficaz a la reprogramación mediante este método. Otro inconveniente del sistema dado es que este tipo de episoma se mantiene de manera desigual en diferentes tipos de células.

PiggyBac& # x02013Transposición . Un sistema prometedor utilizado para la producción de iPSC sin ninguna modificación del genoma del huésped se basa en transposones de ADN. Así & # x02013 llamado PiggyBac & # x02013transposons que contienen 2 & # x00410 & # x02013 genes de reprogramación enlazados localizados entre las repeticiones terminales 5 & # x02019 & # x02013 y 3 & # x02019 & # x02013 para la producción de iPSC a partir de fibroblastos. La integración de las construcciones dadas en el genoma se produce debido a la transfección mutua con un plásmido que codifica la transposasa. Después de la reprogramación debido a la expresión temporal de la transposasa, tuvo lugar la eliminación de insertos del genoma [58, 59]. Una ventaja del PiggyBac sistema encendido Cre & # x02013loxP es que el ADN exógeno se elimina por completo [60].

Sin embargo, a pesar de la eficiencia relativamente alta de la escisión de ADN exógeno del genoma por PiggyBac & # x02013transposition, la eliminación de un gran número de copias de transposon es difícilmente alcanzable.

Vectores virales no integrales . Las iPSC murinas se produjeron con éxito a partir de hepatocitos y fibroblastos utilizando cuatro vectores adenovirales que no se integraban en el genoma y llevaban el 4 de octubre , Sox2 , Klf4 , y c & # x02013Myc genes. Un análisis de las iPSC obtenidas ha demostrado que son similares a las ESC murinas en sus propiedades (formación de teratomas, metilación del ADN del promotor de genes y expresión de marcadores pluripotentes), pero no llevan inserciones de ADN viral en sus genomas [61]. . Posteriormente, se produjeron iPSC derivadas de fibroblastos humanos utilizando este método [62].

Los autores de este artículo citaron el postulado de que el uso de vectores adenovirales permite la producción de iPSC, que son adecuadas para su uso sin riesgo de actividad viral u oncogénica. Su muy bajo rendimiento (0,0001 & # x020130,001%), la desaceleración de la reprogramación y la probabilidad de formación de células tetraploides son los inconvenientes del método. No todos los tipos de células son igualmente sensibles a la transducción con adenovirus.

Otro método de administración de genes basado en vectores virales se empleó recientemente para la producción de iPSC humanas. En este caso se utilizó el vector basado en sendai & # x02013virus (SeV) & # x02013 [63]. SeV es un virus de ARN de cadena única que no modifica el genoma de las células receptoras; parece ser un buen vector para la expresión de factores de reprogramación. Vectores que contienen todos los & # x0201c factores de pluripotencia & # x0201d o tres de ellos (sin & # x00441 & # x02013 & # x0041c & # x00443 & # x00441 ) se utilizaron para reprogramar el fibroblasto humano. La construcción basada en SeV se elimina posteriormente en el curso de la proliferación celular. Es posible eliminar las células con el provirus integrado mediante selección negativa frente al antígeno HN de superficie expuesto en las células infectadas. Los autores postulan que la tecnología de reprogramación basada en SeV permitirá la producción de iPSC humanas clínicamente aplicables [63].

Transducción celular con proteínas recombinantes . Aunque los métodos para la producción de iPSC sin modificación génica del genoma de la célula (vectores adenovirales, transferencia génica de plásmidos, etc.) están elaborados, la posibilidad teórica de integración de ADN exógeno en el genoma de la célula huésped todavía existe. No se ha estudiado en detalle el potencial mutagénico de las sustancias utilizadas actualmente para mejorar la eficiencia de producción de iPSC. La verificación completa de los genomas de iPSC en busca de inserciones de ADN exógeno y otras mutaciones es una tarea difícil, que se vuelve imposible de resolver en el cultivo a granel de múltiples líneas. El uso de factores proteicos administrados en una célula diferenciada en lugar de ADN exógeno puede resolver este problema. Hasta la fecha se han publicado dos informes en los que se produjeron iPSC murinas y humanas utilizando las proteínas recombinantes Oct4, Sox2, Klf4 y c & # x02013Myc [64, 65]. El método utilizado para introducir la proteína en la célula se basa en la capacidad de los péptidos enriquecidos con residuos básicos (como arginina y lisina) para penetrar en la membrana celular. Las iPSC murinas se produjeron utilizando las proteínas recombinantes Oct4, Sox2, Klf4 y c & # x02013Myc que contienen once residuos de arginina terminal C & # x02013 y se expresan en E. coli . Los autores lograron producir iPSC murinas durante cuatro rondas de transducción de proteínas en fibroblastos embrionarios [65]. Sin embargo, las iPSC sólo se produjeron cuando las células se trataron adicionalmente con 2 & # x02013propilvalerato (el inhibidor de la desacetilasa). Se utilizó el mismo principio para la producción de iPSC humanas, pero la expresión de proteínas se llevó a cabo en células HEK293 humanas, y las proteínas se expresaron con un fragmento de nueve argininas en el extremo de la proteína C & # x02013. Los investigadores han logrado producir iPSC humanas después de seis rondas de transducción sin ningún tratamiento adicional [64]. La eficiencia de producir iPSC humana de esta manera fue del 0,001%, que es un orden menor que la eficiencia de reprogramación con retrovirus. A pesar de algunos inconvenientes, este método es muy prometedor para la producción de iPSC específicas del paciente.


Los inhibidores de la apoptosis no solo evitan la muerte celular, sino que también desempeñan un papel en la migración celular

Una de las características definitorias de las células cancerosas es que previenen sistemáticamente la muerte celular programada (apoptosis), con lo que el cuerpo se protege contra la proliferación de células defectuosas. Para ello, expresan los denominados inhibidores de la apoptosis (IAP) entre otras proteínas.

Muchos de los medicamentos contra el cáncer que se encuentran actualmente en ensayos clínicos se dirigen a los IAP, ya que si se reducen los niveles de IAP, las células tumorales serán destruidas por el propio mecanismo de autoprotección del cuerpo o por los medicamentos quimioterapéuticos. Sin embargo, como ha descubierto recientemente un grupo de investigación de la Universidad Goethe de Frankfurt, en colaboración con científicos de las universidades de W & uumlrzburg y Filadelfia, los IAP también tienen otra vida: controlan la migración celular.

Cuando se suprime la producción de IAP, hay un aumento significativo de la quinasa C-RAF, un miembro crucial de una cascada de señales que, entre otras funciones, controla la migración celular. Esto también significa que cuando se reducen los niveles de IAP, la metástasis puede promoverse inesperadamente en ausencia de muerte celular. Según los investigadores, los fármacos dirigidos a las PAI deberían, por tanto, utilizarse con precaución en el futuro.

El Dr. Krishnaraj Rajalingam, líder del Grupo Emmy-Noether del Instituto de Bioquímica de la Universidad Goethe de Frankfurt, afirma que estos hallazgos han sido una gran sorpresa. Como él dice: "Hasta ahora, los IAP eran bien conocidos por su papel en la supresión de la apoptosis, pero ahora nos damos cuenta de que también pueden influir en otros procesos como la migración celular". La cascada mitogénica clásica (MAPK) es desencadenada por proteínas RAS, que se activan por mutaciones en casi el 20% de todos los tumores humanos. En esta cascada de señalización, la proteína RAS es seguida inmediatamente por la quinasa C-RAF, que, como informan los investigadores en el número actual de 'Nature Cell Biology', se une fuertemente a un inhibidor de la apoptosis (XIAP).

"Si reducimos la expresión de algunos IAP mediante la técnica de interferencia de ARN, la quinasa C-RAF aumenta tanto en las células humanas sanas como en las cancerosas. Como consecuencia, las células alteran su forma y comienzan a moverse más rápido". El coautor, el profesor Ulf R. Rapp de la Universidad de W & uumlrzburg, quien descubrió la quinasa C-RAF hace 25 años, afirma que estos hallazgos tendrán una influencia significativa en la terapia del cáncer.

El profesor Werner-M & uumlller Esterl, director del Instituto de Bioquímica II de Frankfurt y presidente electo de la Universidad Goethe, está encantado con el éxito de su joven colega, que asumió su puesto en la universidad hace solo unos meses. "Estos son resultados muy emocionantes y con un éxito tan temprano, nuestro nuevo Grupo Emmy Noether ha demostrado que el programa de la Universidad de apoyar a jóvenes investigadores científicos independientes ha vuelto a dar sus frutos".

Fuente de la historia:

Materiales proporcionados por Universidad Goethe Frankfurt. Nota: El contenido puede editarse por estilo y longitud.


La falta de células madre es la causa de los abortos espontáneos recurrentes

Los científicos de la Universidad de Warwick han descubierto que la falta de células madre en el revestimiento del útero está provocando que miles de mujeres sufran abortos espontáneos recurrentes.

Los académicos detrás del gran avance ahora deben comenzar a investigar un tratamiento que creen que podría traer esperanza a quienes han sufrido embarazos fallidos.

El profesor de obstetricia y ginecología, Jan Brosens, dirigió el equipo que descubrió el vínculo entre las células madre y el aborto espontáneo. Dijo: "Hemos descubierto que el revestimiento del útero en las pacientes con aborto espontáneo recurrente que estudiamos ya está defectuoso antes del embarazo.

"Puedo prever que podremos corregir estos defectos antes de que la paciente intente lograr otro embarazo. De hecho, esta puede ser la única forma de prevenir realmente los abortos espontáneos en estos casos".

El equipo descubrió que la escasez de células madre es la causa probable del envejecimiento acelerado del revestimiento del útero, lo que resulta en el fracaso de algunos embarazos.

El aborto espontáneo es la causa más común de pérdida entre el 15-25% de los embarazos terminan en aborto espontáneo y una de cada 100 mujeres que intentan concebir sufren abortos espontáneos recurrentes, definidos como la pérdida de tres o más embarazos consecutivos.

El estudio, que es una colaboración entre la Escuela de Medicina de Warwick de la Universidad y el Centro de Biología de Sistemas de Warwick, ha sido publicado en la revista. Células madre.

El aborto espontáneo es la causa más común de pérdida entre el 15-25% de los embarazos terminan en aborto espontáneo y una de cada 100 mujeres que intentan concebir sufren abortos espontáneos recurrentes, definidos como la pérdida de tres o más embarazos consecutivos.

Los investigadores examinaron muestras de tejido del revestimiento del útero, donadas por 183 mujeres que estaban siendo tratadas en la Clínica de Investigación de Implantación, los Hospitales Universitarios de Coventry y Warwickshire NHS Trust.

El equipo encontró que una firma epigenética, que es típica de las células madre, estaba ausente en los cultivos establecidos a partir de biopsias de útero tomadas de mujeres que sufrían abortos espontáneos recurrentes. De hecho, se podrían aislar menos células madre del revestimiento del útero de pacientes con abortos espontáneos recurrentes en comparación con las mujeres del grupo de control del estudio.

Los investigadores encontraron además que la escasez de células madre acelera el envejecimiento celular en el útero. El revestimiento tiene que renovarse a sí mismo en cada ciclo, en cada aborto espontáneo y en cada nacimiento exitoso. Esta capacidad de renovación depende de la población de células madre residentes. La escasez de estas células madre en pacientes que sufren pérdidas recurrentes se asocia con un envejecimiento acelerado del tejido. Las células envejecidas generan una respuesta inflamatoria, que puede facilitar la implantación de un embrión, pero es perjudicial para su desarrollo posterior.

El profesor Brosens agregó: "Después de que un embrión se ha implantado, el revestimiento del útero se convierte en una estructura especializada llamada decidua, y este proceso puede replicarse cuando las células del útero se cultivan en el laboratorio.

"Las células cultivadas de mujeres que habían tenido tres o más abortos espontáneos consecutivos mostraron que las células envejecidas en el revestimiento del útero no tienen la capacidad de prepararse adecuadamente para el embarazo".

El coautor del estudio es el profesor de obstetricia de la Universidad de Warwick y consultor honorario en el Hospital Universitario de Coventry y el NHS de Warwickshire confían en Siobhan Quenby. Ella dijo: "El verdadero desafío ahora es desarrollar estrategias para aumentar la función de las células madre en el revestimiento del útero.

"Comenzaremos a poner a prueba nuevas intervenciones para mejorar el revestimiento del útero en la primavera de 2016. Nuestro enfoque será doble. En primer lugar, deseamos mejorar la detección de mujeres en riesgo de aborto espontáneo recurrente mediante el desarrollo de nuevas pruebas endometriales. En segundo lugar, , hay una serie de medicamentos y otras intervenciones, como el 'raspado' endometrial, un procedimiento que se utiliza para ayudar a que los embriones se implanten con más éxito, que tienen el potencial de aumentar las poblaciones de células madre en el revestimiento del útero ".


SCF aumenta la migración de células madre marcadas en el útero y mejora la cicatrización de heridas

Las heridas cutáneas de los diabéticos carecen de la capacidad de curarse adecuadamente y constituyen una complicación importante y significativa de la diabetes. Las amputaciones no traumáticas de las extremidades inferiores son la complicación número uno de las heridas cutáneas de los diabéticos. La complejidad de su fisiopatología requiere una intervención en muchos niveles para mejorar la cicatrización y el cierre de la herida. Las células madre son un tratamiento prometedor para las heridas cutáneas de los diabéticos, ya que tienen la capacidad de corregir la cicatrización anormal. El factor de células madre (SCF), una quimiocina expresada en la piel, puede inducir la migración de las células madre; sin embargo, aún se desconoce el papel del SCF en la cicatrización de las heridas cutáneas de los diabéticos. Presumimos que SCF corregiría el deterioro y promovería la curación de las heridas de la piel de los diabéticos. Nuestros resultados muestran que SCF mejoró el cierre de heridas en ratones diabéticos y aumentó los niveles de expresión de HIF-1α y factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF) en estas heridas. El tratamiento con SCF también mejoró la migración de células madre de la piel marcadas con proteína roja fluorescente (RFP) a través de una inyección intraamniótica en el útero de lenti-RFP en E8. Curiosamente, estas células RFP + están presentes en la epidermis, se tiñen negativamente para K15 y parecen ser distintas de las células madre del folículo piloso ya conocidas. Estos resultados demuestran que el SCF mejora la cicatrización de las heridas de los diabéticos en parte aumentando el reclutamiento de una población de células madre única presente en la piel.


Ver el vídeo: Medicina para todos: Tratamientos con células madre en articulaciones (Enero 2022).