Información

5.7: Trastornos del sistema esquelético - Biología


Joroba de viuda

La persona de la derecha en la Figura ( PageIndex {1} ) tiene una deformidad en la espalda comúnmente llamada joroba de viuda porque ocurre con mayor frecuencia en mujeres mayores. Su nombre médico es cifosis y se define como una excesiva curvatura de la columna vertebral en la región torácica. La curvatura generalmente resulta de fracturas de vértebras torácicas. Como sugieren los dibujos insertados, estas fracturas pueden ocurrir debido a una disminución significativa de la masa ósea, lo que se denomina osteoporosis. La osteoporosis es uno de los trastornos más prevalentes del sistema esquelético.

Trastornos comunes del sistema esquelético

Varios trastornos afectan el sistema esquelético, incluidas las fracturas y los cánceres de huesos. Sin embargo, los dos trastornos más comunes del sistema esquelético son la osteoporosis y la osteoartritis. Al menos diez millones de personas en los Estados Unidos tienen osteoporosis, y más de 8 millones de ellas son mujeres. La osteoartritis es aún más común y afecta a casi 30 millones de personas en los Estados Unidos. Debido a que la osteoporosis y la osteoartritis son tan comunes, son el foco de este concepto. Estos dos trastornos también son buenos ejemplos para ilustrar la estructura y función del sistema esquelético.

Osteoporosis

Osteoporosis es un trastorno relacionado con la edad en el que los huesos pierden masa, se debilitan y se rompen más fácilmente que los huesos normales. Los huesos pueden debilitarse tanto que se puede producir una fractura con un estrés mínimo, o incluso de forma espontánea, sin ningún tipo de estrés. La osteoporosis es la causa más común de fracturas óseas en los ancianos, pero hasta que ocurre una fractura ósea, generalmente no causa síntomas. Los huesos que se fracturan con mayor frecuencia incluyen los de la muñeca, la cadera, el hombro y la columna. Cuando las vértebras torácicas se ven afectadas, puede haber un colapso gradual de las vértebras debido a fracturas por compresión, como se muestra en la Figura ( PageIndex {2} ). Esto es lo que causa la cifosis, como se muestra en la Figura ( PageIndex {1} ).

Cambios en la masa ósea con la edad

Como se muestra en el gráfico a continuación, la masa ósea tanto en hombres como en mujeres generalmente alcanza su punto máximo cuando las personas están en la treintena. La masa ósea generalmente disminuye después de eso, y esto tiende a ocurrir más rápidamente en personas con cromosomas XX, especialmente después de la menopausia. Esto generalmente se atribuye a los bajos niveles de estrógeno en los años posmenopáusicos.

¿Qué causa la osteoporosis?

La osteoporosis se debe a un desequilibrio entre la formación ósea por los osteoblastos y la resorción ósea por los osteoclastos. Normalmente, estos dos procesos remodelan constantemente los huesos, y hasta el diez por ciento de toda la masa ósea se remodelan en cualquier momento. Si estos dos procesos están en equilibrio, no se produce pérdida neta de hueso. Hay tres formas principales en las que puede producirse un desequilibrio entre la formación y la resorción ósea y provocar una pérdida neta de hueso.

  1. Un individuo nunca desarrolla una masa ósea máxima normal durante la edad adulta joven: Si el nivel máximo es más bajo de lo normal, entonces hay menos masa ósea, para empezar, lo que hace que sea más probable que se desarrolle osteoporosis.
  2. Hay una reabsorción ósea mayor de lo normal: La resorción ósea normalmente aumenta después de que se alcanza el pico de masa ósea, pero la resorción ósea relacionada con la edad puede ser mayor de lo normal por diversas razones. Una posible razón es la deficiencia de calcio o vitamina D, que hace que la glándula paratiroidea libere PTH, la hormona que promueve la reabsorción de los osteoclastos.
  3. Existe la formación inadecuada de hueso nuevo por los osteoblastos durante la remodelación: La falta de estrógeno puede disminuir la deposición normal de hueso nuevo. Los niveles inadecuados de calcio y vitamina D también conducen a la formación de hueso deteriorada por los osteoblastos.

Un desequilibrio entre la formación de hueso y la destrucción de hueso que conduce a la pérdida de hueso también puede ocurrir como efecto secundario de otros trastornos. Por ejemplo, las personas con alcoholismo, anorexia nerviosa o hipertiroidismo tienen una mayor tasa de pérdida ósea. Algunos medicamentos, incluidos los medicamentos anticonvulsivos, los medicamentos de quimioterapia, los medicamentos esteroides y algunos antidepresivos, también aumentan la tasa de pérdida ósea.

Fracturas osteoporóticas

Las fracturas son el aspecto más peligroso de la osteoporosis y la osteoporosis es responsable de millones de fracturas al año. El dolor debilitante entre los ancianos a menudo es causado por fracturas por osteoporosis y puede conducir a una mayor discapacidad y mortalidad temprana. Las fracturas de los huesos largos (como el fémur) pueden afectar la movilidad y pueden requerir cirugía. Una fractura de cadera generalmente también requiere cirugía inmediata. La inmovilidad asociada con las fracturas, especialmente de la cadera, aumenta el riesgo de trombosis venosa profunda, embolia pulmonar y neumonía. La osteoporosis rara vez es fatal, pero estas complicaciones de las fracturas a menudo lo son. Las personas mayores tienden a sufrir más caídas que las personas más jóvenes, debido a factores como la mala vista y los problemas de equilibrio, lo que aumenta aún más el riesgo de fracturas. La probabilidad de caídas se puede reducir eliminando obstáculos y alfombras sueltas o tapetes en el entorno de vida.

Factores de riesgo de osteoporosis

Hay varios factores que aumentan el riesgo de osteoporosis. Once de ellos se enumeran a continuación. Los primeros cinco factores no se pueden controlar, pero los factores restantes generalmente se pueden controlar cambiando comportamientos.

  1. mayor edad
  2. Cromosoma XX
  3. Ascendencia europea o asiática
  4. antecedentes familiares de osteoporosis
  5. baja estatura y huesos pequeños
  6. de fumar
  7. consumo de alcohol
  8. falta de ejercicio
  9. deficiencia de vitamina D
  10. nutrición pobre
  11. consumo de refrescos

Tratamiento y prevención de la osteoporosis

La osteoporosis a menudo se trata con medicamentos que pueden retrasar o incluso revertir la pérdida ósea. Los medicamentos llamados bifosfonatos, por ejemplo, se recetan comúnmente. Los bifosfonatos ralentizan la degradación del hueso, lo que permite que la reconstrucción ósea durante la remodelación siga el ritmo. Esto ayuda a mantener la densidad ósea y disminuye el riesgo de fracturas. Los medicamentos pueden ser más efectivos en pacientes que ya se han fracturado que en aquellos que no lo han hecho, lo que reduce significativamente el riesgo de otra fractura. Generalmente, no se recomienda a los pacientes que permanezcan con bisfosfonatos durante más de tres o cuatro años. No hay evidencia de un beneficio continuo después de este tiempo; de hecho, existe la posibilidad de efectos secundarios adversos.

La prevención de la osteoporosis incluye la eliminación de cualquier factor de riesgo que pueda controlarse mediante cambios de comportamiento. Si fuma, deje de hacerlo. Si bebe, reduzca su consumo de alcohol o elimínelo por completo. Siga una dieta nutritiva y asegúrese de obtener cantidades adecuadas de vitamina D. También debe evitar beber bebidas carbonatadas.

Si eres un adicto a la televisión, haz ejercicio con regularidad. Los ejercicios aeróbicos, de soporte de peso y de resistencia pueden ayudar a mantener o aumentar la densidad mineral ósea. El ejercicio ejerce presión sobre los huesos, lo que estimula la formación de huesos. Los buenos ejercicios con pesas para fortalecer los huesos incluyen entrenamiento con pesas, baile, subir escaleras, correr y caminar (Figura ( PageIndex {4} )). Andar en bicicleta y nadar son menos beneficiosos porque no estresan los huesos. Idealmente, debería hacer ejercicio durante al menos 30 minutos al día la mayoría de los días de la semana.

Osteoartritis

Osteoartritis (OA) es una enfermedad de las articulaciones que resulta de la ruptura del cartílago y el hueso de las articulaciones. Los síntomas más comunes son dolor y rigidez en las articulaciones. Otros síntomas pueden incluir hinchazón de las articulaciones y disminución del rango de movimiento. Inicialmente, los síntomas pueden ocurrir solo después del ejercicio o de una actividad prolongada, pero con el tiempo pueden volverse constantes y afectar negativamente el trabajo y las actividades diarias normales. Como se muestra en la Figura ( PageIndex {5} ), las articulaciones más comúnmente afectadas son las cercanas a las puntas de los dedos, en la base de los pulgares y en el cuello, la espalda baja, las caderas y las rodillas. A menudo, las articulaciones de un lado del cuerpo se ven más afectadas que las del otro lado.

¿Qué causa la osteoartritis?

Se cree que la OA es causada por tensión mecánica en las articulaciones con una autoreparación insuficiente del cartílago. El estrés puede verse agravado por una inflamación leve de las articulaciones, ya que las células que recubren la articulación intentan eliminar los productos de degradación del cartílago en el espacio sinovial. La OA se desarrolla durante décadas a medida que el estrés y la inflamación causan una pérdida creciente de cartílago articular. Con el tiempo, es posible que los huesos no tengan cartílago que los separe, por lo que los huesos se frotan entre sí en las articulaciones. Esto daña las superficies articulares de los huesos y contribuye al dolor y otros síntomas de la OA. Debido al dolor, el movimiento puede verse limitado, lo que también lleva a la pérdida de músculo.

Diagnóstico de la osteoartritis

El diagnóstico de OA generalmente se realiza sobre la base de los signos y síntomas. Los signos incluyen deformidades articulares, como nódulos óseos en las articulaciones de los dedos o juanetes en los pies (Figura ( PageIndex {6} )). Los síntomas incluyen dolor y rigidez en las articulaciones. El dolor generalmente se describe como un dolor agudo o sensación de ardor, que puede estar en los músculos y tendones alrededor de las articulaciones afectadas, así como en las articulaciones mismas. El dolor suele empeorar con la actividad prolongada y, por lo general, mejora con el reposo. La rigidez es más común al levantarse por la mañana y, por lo general, mejora rápidamente a medida que se realizan las actividades diarias.

En ocasiones, se utilizan radiografías u otras pruebas para respaldar el diagnóstico de OA o para descartar otros trastornos. Se pueden realizar análisis de sangre, por ejemplo, para buscar factores que indiquen artritis reumatoide (AR), una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca las articulaciones del cuerpo. Si estos factores no están presentes en la sangre, es poco probable que exista AR y es más probable que el diagnóstico de OA sea correcto.

Factores de riesgo de la osteoartritis

La edad es el principal factor de riesgo de la osteoartritis. A los 65 años, hasta el 80 por ciento de todas las personas tienen evidencia de osteoartritis. Sin embargo, las personas tienen más probabilidades de desarrollar OA, especialmente a edades más tempranas, si han tenido una lesión en las articulaciones. Un jugador de fútbol americano de secundaria puede tener una lesión grave en la rodilla que dañe la articulación, lo que provocaría OA en la rodilla cuando tenga treinta y tantos años. Si las personas tienen articulaciones desalineadas debido a malformaciones o enfermedades congénitas, también es más probable que desarrollen OA. El exceso de peso corporal es otro factor que aumenta el riesgo de OA, debido al estrés adicional que ejerce sobre las articulaciones que soportan peso.

Los investigadores han descubierto que las personas con antecedentes familiares de OA tienen un mayor riesgo de desarrollar el trastorno, lo que sugiere que los factores genéticos también están involucrados en la OA. Es probable que se necesiten muchos genes diferentes para la reparación normal del cartílago y del cartílago. Si dichos genes son defectuosos y el cartílago es anormal o no se repara normalmente, es más probable que se produzca OA.

Tratamiento y prevención de la osteoartritis

La OA no se puede curar, pero los síntomas, especialmente el dolor, a menudo se pueden tratar con éxito para mantener una buena calidad de vida para las personas con OA. Los tratamientos incluyen ejercicio, esfuerzos para disminuir el estrés en las articulaciones, analgésicos y cirugía.

Desgaste de las articulaciones

Los esfuerzos para disminuir el estrés en las articulaciones incluyen descansar y usar dispositivos de movilidad como bastones, que reducen el peso que se coloca sobre las articulaciones que soportan peso y también mejoran la estabilidad. En las personas con sobrepeso, perder peso también puede reducir el estrés articular.

Ejercicio

El ejercicio ayuda a mantener la movilidad articular y también aumenta la fuerza muscular. Los músculos más fuertes pueden ayudar a mantener los huesos de las articulaciones correctamente alineados y esto puede reducir el estrés articular. Los buenos ejercicios para la OA incluyen natación, aeróbicos acuáticos (ver Figura ( PageIndex {7} )) y andar en bicicleta. Estas actividades se recomiendan para la OA porque ejercen relativamente poca tensión en las articulaciones.

Medicamentos para el dolor

El primer tipo de analgésico que probablemente se recete para la OA es el acetaminofén (p. Ej., Tylenol). Cuando se toma según lo prescrito, tiene un riesgo relativamente bajo de efectos secundarios graves. Si este medicamento no es adecuado para aliviar el dolor, se pueden recetar medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE, como ibuprofeno). Sin embargo, es más probable que los AINE causen efectos secundarios graves, como hemorragia gastrointestinal, presión arterial elevada y mayor riesgo de accidente cerebrovascular. Los opioides generalmente se reservan para pacientes que han sufrido efectos secundarios graves o para quienes otros medicamentos no han logrado aliviar el dolor. Debido al riesgo de adicción, generalmente se recomienda el uso a corto plazo de opioides.

Cirugía

La cirugía de reemplazo de articulaciones es el tratamiento más común para la OA grave en la rodilla o la cadera. De hecho, las cirugías de reemplazo de rodilla y cadera se encuentran entre las más comunes de todas las cirugías. Aunque requieren un largo período de curación y rehabilitación física, los resultados suelen valer la pena. Las “piezas” de repuesto suelen ser indoloras y completamente funcionales durante al menos un par de décadas. La calidad, durabilidad y personalización de las articulaciones artificiales mejoran constantemente.

Característica: Mito vs Realidad

Aproximadamente uno de cada dos estadounidenses desarrollará osteoartritis en su vida. Cuanto más sepa sobre esta enfermedad, más podrá hacer para evitarla o retrasar su progresión. Eso significa conocer los hechos, en lugar de creer los mitos sobre la osteoartritis.

Mito: Hacer crujir mis nudillos provocará osteoartritis.

Realidad: Hacer crujir los nudillos puede provocar la inflamación de los tendones, pero no provocará osteoartritis.

Mito: Mi dieta no tiene ningún efecto sobre mis articulaciones.

Realidad: Que y cuanto comes lo hace afectan su peso corporal, y cada libra que gana se traduce en cuatro libras adicionales (¡o más!) de tensión en las rodillas. El sobrepeso, por lo tanto, aumenta las posibilidades de desarrollar osteoartritis, y también la velocidad a la que progresa.

Mito: El ejercicio causa osteoartritis o la empeora, así que debo evitarlo.

Realidad: Este es uno de los mayores mitos sobre la osteoartritis. El ejercicio de bajo impacto en realidad puede disminuir el dolor y mejorar otros síntomas de la osteoartritis. Si no tiene osteoartritis, el ejercicio puede reducir su riesgo de desarrollarla. El ejercicio de bajo impacto ayuda a mantener los músculos alrededor de las articulaciones fuertes y flexibles, por lo que pueden ayudar a estabilizar y proteger las articulaciones.

Mito: Si mi mamá o mi papá tienen osteoartritis, yo también la desarrollaré.

Realidad: Es cierto que es más probable que desarrolle osteoartritis si uno de sus padres la padece, pero no es seguro. Hay varias cosas que puede hacer para disminuir su riesgo, como hacer ejercicio con regularidad y mantener un peso saludable.

Mito: El mal tiempo causa osteoartritis.

Realidad: Las condiciones climáticas no causan osteoartritis, aunque, en algunas personas que ya tienen osteoartritis, el mal tiempo parece empeorar los síntomas. Es principalmente la presión barométrica baja la que aumenta el dolor de la osteoartritis, probablemente porque conduce a una mayor presión dentro de las articulaciones en relación con la presión del aire exterior. Algunas personas piensan que el dolor de la osteoartritis empeora en climas fríos, pero los estudios sistemáticos no han encontrado evidencia convincente de esto.

Mito: El dolor en las articulaciones es inevitable a medida que envejece, por lo que no es necesario consultar a un médico.

Realidad: Muchas personas con osteoartritis piensan que no se puede hacer nada para el dolor de la osteoartritis o que la cirugía es la única opción de tratamiento. En realidad, los síntomas de la osteoartritis a menudo se pueden mejorar con una combinación de ejercicio, pérdida de peso, técnicas de manejo del dolor y analgésicos. Si el dolor de la osteoartritis interfiere con la vida diaria y dura más de unos pocos días, debe consultar a su médico.

Mito: La osteoartritis es inevitable en las personas mayores.

Realidad: Aunque muchas personas mayores de 65 años desarrollan osteoartritis, hay muchas personas que nunca la desarrollan, sin importar la edad que tengan. Puede reducir el riesgo de desarrollar osteoartritis en el futuro protegiendo sus articulaciones durante toda la vida.

Revisar

1. Nombra los dos trastornos más comunes del sistema esquelético.

2. ¿Qué es la osteoporosis? ¿Qué lo causa?

3. ¿Cómo se diagnostica la osteoporosis?

4. ¿Por qué es peligrosa la osteoporosis?

5. Identificar los factores de riesgo de osteoporosis.

6. ¿Cómo se trata la osteoporosis? ¿Qué se puede hacer para prevenirlo?

7. ¿Qué es OA? ¿Cuáles son sus principales síntomas?

8. ¿Qué causa la OA?

9. Describa cómo se diagnostica la OA.

10. Identificar los factores de riesgo de OA.

11. ¿Cómo se trata la OA?

12. ¿Por qué es importante desarrollar suficiente masa ósea en la juventud?

13. Explique la diferencia en la causa de la artritis reumatoide y la osteoartritis.

14. Verdadero o falso: La osteoartritis es causada por la actividad física, por lo que las personas que son igualmente activas son igualmente susceptibles a ella.

15. Verdadero o falso: El estrógeno generalmente promueve la producción de hueso nuevo.

Explora más

La osteoartritis tritura millones de articulaciones. Muchas personas encuentran alivio del dolor y la discapacidad de cadera o rodilla reemplazando una o más articulaciones con articulaciones artificiales hechas de metal y plástico. Solo en los EE. UU., Cada año se realizan más de un millón de reemplazos de articulaciones de rodilla y cadera. Sin embargo, el mejor remedio para las articulaciones desgastadas y dolorosas es el reemplazo con tejido biológico real de un donante de tejido en lugar de reemplazarlo con articulaciones artificiales. Desafortunadamente, el uso de tejidos de donantes humanos para reparar articulaciones es muy costoso. También hay una grave escasez de tejidos de donantes. El cirujano ortopédico e investigador Kevin Stone está desarrollando un tratamiento que podría evitar estos inconvenientes de los trasplantes de tejidos humanos mediante el uso de tejidos animales especialmente desarrollados. Vea su charla TED para obtener más información:

Mira este video para aprender sobre el enanismo primordial aquí:


Enfermedades del sistema esquelético - Bibliografías de biología - al estilo de Harvard

Tu bibliografía: 4.bp.blogspot.com. 2015. [en línea] Disponible en: & lthttp: //4.bp.blogspot.com/-I6YY_T5OHQo/TpaCa3oYfXI/AAAAAAAAAB4/gq-KBNQ3UfY/s1600/F1.large.jpg> [Consultado el 12 de mayo de 2015].

Guía de pruebas de laboratorio de artritis

En el texto: (Guía de pruebas de laboratorio de artritis, 2015)

Tu bibliografía: Arthritis.org. 2015. Guía de pruebas de laboratorio de artritis. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.arthritis.org/living-with-arthritis/tools-resources/lab-test-guide.php> [Consultado el 11 de mayo de 2015].

Consultante de la Clínica de Artritis y Dolor Reumatólogo

En el texto: (Reumatólogo Consultor de la Clínica de Artritis y Dolor, 2015)

Tu bibliografía: Arthritisandpainclinic.com. 2015. Consultante de la Clínica de Artritis y Dolor Reumatólogo. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.arthritisandpainclinic.com/blood-tests.html> [Consultado el 12 de mayo de 2015].

Enfermedad ósea de Paget | Investigación sobre artritis en el Reino Unido

En el texto: (Enfermedad ósea de Paget | Arthritis Research UK, 2015)

Tu bibliografía: Arthritisresearchuk.org. 2015. Enfermedad ósea de Paget | Investigación sobre artritis en el Reino Unido. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.arthritisresearchuk.org/arthritis-information/conditions/pagets.aspx> [Consultado el 12 de mayo de 2015].

Estudio genético de familias afectadas por la enfermedad ósea de Paget - Vista de texto completo - ClinicalTrials.gov

En el texto: (Estudio genético de familias afectadas por la enfermedad ósea de Paget - Vista de texto completo - ClinicalTrials.gov, 2015)

Tu bibliografía: Clinicaltrials.gov. 2015. Estudio genético de familias afectadas por la enfermedad ósea de Paget - Vista de texto completo - ClinicalTrials.gov. [en línea] Disponible en: & lthttps: //www.clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT00747994> [Consultado el 12 de mayo de 2015].

En el texto: (2015)

Tu bibliografía: Depts.washington.edu. 2015. [en línea] Disponible en: & lthttps: //depts.washington.edu/bonebio/ASBMRed/diseases/Pagets/legs.jpg> [Consultado el 12 de mayo de 2015].

Gaillard, F.

Enfermedad de Paget del hueso | Artículo de referencia sobre radiología | Radiopaedia.org

En el texto: (Gaillard, 2015)

Tu bibliografía: Gaillard, F., 2015. Enfermedad de Paget del hueso | Artículo de referencia sobre radiología | Radiopaedia.org. [en línea] Radiopaedia.org. Disponible en: & lthttp: //radiopaedia.org/articles/paget-disease-of-bone-2> [Consultado el 12 de mayo de 2015].

Prueba de nivel de fosfatasa alcalina (ALP)

En el texto: (Prueba de nivel de fosfatasa alcalina (ALP), 2015)

Tu bibliografía: Healthline. 2015. Prueba de nivel de fosfatasa alcalina (ALP). [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.healthline.com/health/alp#Uses3> [Consultado el 12 de mayo de 2015].

En el texto: (2015)

Tu bibliografía: Healthline.com. 2015. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.healthline.com/hlcmsresource/images/slideshow/rheumatoid-arthritis-symptoms-women/285x285_Rheumatoid_Arthritis_Symptoms_In_Women_Deformity_7a.jpg> [Consultado el 12 de mayo de 2015].

Trastornos y condiciones del sistema esquelético

En el texto: (Trastornos y afecciones del sistema esquelético, 2015)

Tu bibliografía: Ivyroses.com. 2015. Trastornos y condiciones del sistema esquelético. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.ivyroses.com/HumanBody/Skeletal/Skeletal_Disorders.php> [Consultado el 11 de mayo de 2015].

Jason C. Eck, M.

Disfunción de la articulación sacroilíaca: síntomas y dolor en la articulación sacroilíaca

En el texto: (Jason C. Eck, 2015)

Tu bibliografía: Jason C. Eck, M., 2015. Disfunción de la articulación sacroilíaca: síntomas y dolor en la articulación sacroilíaca. [en línea] MedicineNet. Disponible en: & lthttp: //www.medicinenet.com/sacroiliac_joint_pain/article.htm#what_are_the_sacroiliac_si_joints> [Consultado el 11 de mayo de 2015].

Velocidad de sedimentación (velocidad de sedimentación globular) - Mayo Clinic

En el texto: (Tasa de sedimentación (velocidad de sedimentación globular) - Mayo Clinic, 2015)

Tu bibliografía: Mayoclinic.org. 2015. Velocidad de sedimentación (velocidad de sedimentación globular) - Mayo Clinic. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.mayoclinic.org/tests-procedures/sed-rate/basics/definition/prc-20013502> [Consultado el 12 de mayo de 2015].

CCP - Clínico: anticuerpos peptídicos cíclicos citrulinados, IgG, suero

En el texto: (CCP - Clínica: anticuerpos peptídicos cíclicos citrulinados, IgG, suero, 2015)

Tu bibliografía: Mayomedicallaboratories.com. 2015. CCP - Clínico: anticuerpos peptídicos cíclicos citrulinados, IgG, suero. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Clinical+and+Interpretive/84182> [Consultado el 12 de mayo de 2015].

Condiciones de la columna vertebral inferior | Disfunción de la articulación sacroilíaca | Ortopedia Metodista de Houston y Medicina Deportiva en el Área Metropolitana de Houston, TX

En el texto: (Afecciones de la columna vertebral inferior | Disfunción de la articulación sacroilíaca | Ortopedia metodista de Houston y medicina deportiva amp en el área metropolitana de Houston, TX, 2015)

Tu bibliografía: Methodistorthopedics.com. 2015. Condiciones de la columna vertebral inferior | Disfunción de la articulación sacroilíaca | Ortopedia Metodista de Houston y Medicina Deportiva en el Área Metropolitana de Houston, TX. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.methodistorthopedics.com/sacroiliac-joint-dysfunction> [Consultado el 11 de mayo de 2015].

Registro ATTRA: espondilitis anquilosante (EA)

En el texto: (MU, 2015)

Tu bibliografía: MU, I., 2015. Registro ATTRA: espondilitis anquilosante (EA). [en línea] Attra.registry.cz. Disponible en: & lthttp: //attra.registry.cz/index-en.php? Pg = diagnostic - ankylosing-spondylitis & gt [Consultado el 11 de mayo de 2015].

NASS | Sociedad Nacional de Espondilitis Anquilosante | El camino AS | Obteniendo mi diagnóstico

En el texto: (NASS | Sociedad Nacional de Espondilitis Anquilosante | La Vía AS | Obteniendo Mi Diagnóstico, 2015)

Tu bibliografía: Nass.co.uk. 2015. NASS | Sociedad Nacional de Espondilitis Anquilosante | El camino AS | Obteniendo mi diagnóstico. [en línea] Disponible en: & lthttp: //nass.co.uk/about-as/getting-my-diagnosis/the-as-pathway/> [Consultado el 11 de mayo de 2015].

En el texto: (2015)

Tu bibliografía: Nei.nih.gov. 2015. [en línea] Disponible en: & lthttps: //www.nei.nih.gov/sites/default/files/health-images/EyeDiagramUveitis.jpg> [Consultado el 11 de mayo de 2015].

Hechos sobre la uveítis | Instituto Nacional del Ojo

En el texto: (Datos sobre la uveítis | National Eye Institute, 2015)

Tu bibliografía: Nei.nih.gov. 2015. Hechos sobre la uveítis | Instituto Nacional del Ojo. [en línea] Disponible en: & lthttps: //www.nei.nih.gov/health/uveitis/uveitis> [Consultado el 11 de mayo de 2015].

Uveítis - Opciones del NHS

En el texto: (Uveítis - Opciones del NHS, 2015)

Tu bibliografía: Nhs.uk. 2015. Uveítis - Opciones del NHS. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.nhs.uk/Conditions/Uveitis/Pages/Introduction.aspx> [Consultado el 11 de mayo de 2015].

Uveítis - Síntomas - Opciones del NHS

En el texto: (Uveítis - Síntomas - Opciones del NHS, 2015)

Tu bibliografía: Nhs.uk. 2015. Uveítis - Síntomas - Opciones del NHS. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.nhs.uk/conditions/uveitis/Pages/Symptoms-old.aspx> [Consultado el 11 de mayo de 2015].

NRAS - Sociedad Nacional de Artritis Reumatoide

En el texto: (NRAS - Sociedad Nacional de Artritis Reumatoide, 2015)

Tu bibliografía: Nras.org.uk. 2015. NRAS - Sociedad Nacional de Artritis Reumatoide. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.nras.org.uk/what-is-ra-article#What%20is RA? & gt [Consultado el 12 de mayo de 2015].

Enfermedad de Paget 1: epidemiología, causas y características clínicas

En el texto: (Enfermedad de Paget 1: epidemiología, causas y características clínicas, 2009)

Tu bibliografía: Nursingtimes.net. 2009. Enfermedad de Paget 1: epidemiología, causas y características clínicas. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.nursingtimes.net/nursing-practice/clinical-zones/rheumatology/pagets-disease-1-epidemiology-causes-and-clinical-features/1992719.article> [Consultado el 12 de mayo de 2015 ].

El uso de anticuerpos anti-péptidos cíclicos citrulinados (anti-CCP) en la AR | Colegio Americano de Reumatología | ACR

En el texto: (El uso de anticuerpos anti-péptidos cíclicos citrulinados (anti-CCP) en la AR | American College of Rheumatology | ACR, 2015)

Tu bibliografía: Rheumatology.org. 2015. El uso de anticuerpos anti-péptidos cíclicos citrulinados (anti-CCP) en la AR | Colegio Americano de Reumatología | ACR. [en línea] Disponible en: & lthttps: //www.rheumatology.org/publications/hotline/1003anticcp.asp> [Consultado el 12 de mayo de 2015].

Síntomas y causas del dolor lumbar

En el texto: (Síntomas y causas del dolor lumbar, 2015)

Tu bibliografía: Salud de la columna. 2015. Síntomas y causas del dolor lumbar. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.spine-health.com/conditions/lower-back-pain/lower-back-pain-symptoms-and-causes> [Consultado el 11 de mayo de 2015].

Diagnóstico de la espondilitis anquilosante

En el texto: (Diagnóstico de espondilitis anquilosante, 2015)

Tu bibliografía: Spondylitis.org. 2015. Diagnóstico de la espondilitis anquilosante. [en línea] Disponible en: & lthttp: //www.spondylitis.org/about/as_diag.aspx> [Consultado el 12 de mayo de 2015].

Uddin, R.

Lista de enfermedades del sistema esquelético »Wiki Ùtil LIVESTRONG.COM

En el texto: (Uddin, 2011)

Tu bibliografía: Uddin, R., 2011. Lista de enfermedades del sistema esquelético »Wiki Ùtil LIVESTRONG.COM. [en línea] LIVESTRONG.COM. Disponible en: & lthttp: //www.livestrong.com/article/65887-list-skeletal-system-diseases/> [Consultado el 11 de mayo de 2015].

Rigidez articular y AR: causas y alivio del dolor de las articulaciones rígidas

En el texto: (Rigidez articular y AR: causas y alivio del dolor de las articulaciones rígidas, 2015)


5.7: Trastornos del sistema esquelético - Biología

La bursitis es una condición en la que bursea se inflama debido a una lesión, ejercicio, infección bacteriana o la deposición de cristales en la bursa. Las bursas son pequeños sacos de líquido sinovial ubicados en las articulaciones sinoviales del cuerpo. Normalmente crean un cojín y reducen la fricción entre los tendones y el hueso. La bursitis se caracteriza por dolor cuando se mueve la articulación o cuando se recuesta en la cama. El tratamiento depende de la causa de la inflamación. Puede incluir antibióticos, aspiración de la bolsa inflamada o la inyección de medicamentos antiinflamatorios.

Artritis

La artritis es una de las afecciones más comunes que afectan a las personas mayores. Es un término general que se refiere a varios tipos de inflamación o cambios degenerativos que ocurren en las articulaciones.

Osteoartritis es la forma más común de artritis, pero las causas específicas de la osteoartritis no se conocen bien. La osteoartritis es una inflamación crónica que hace que los cartílagos articulares que cubren los extremos de los huesos en la articulación afectada se degeneren gradualmente. La osteoartritis se caracteriza por dolor en las articulaciones. Esto se debe a los espolones óseos que se forman en los extremos expuestos del hueso después de que el cartílago articular se degrada.

Artritis reumatoide es un trastorno autoinmune que no es estrictamente una enfermedad de las personas mayores. Puede comenzar a cualquier edad, pero la artritis reumatoide es progresiva y se vuelve más debilitante con la edad. La artritis reumatoide comienza con la inflamación de la membrana sinovial que causa dolor. La inflamación prolongada hace que se forme tejido asustadizo que destruye el cartílago articular de la articulación y el hueso debajo de él. La artritis reumatoide puede volverse tan grave que puede ser necesaria una cirugía para reparar las articulaciones afectadas y, en algunos casos, el hueso enfermo de la articulación se extrae y se reemplaza con una prótesis.

Artritis de Gota es una afección hereditaria que afecta con mayor frecuencia a los hombres a partir de los 40 y los 55 años de edad. La artritis gotosa es causada por niveles excesivos de ácido úrico en la sangre. Luego, el ácido úrico cristalizó en las articulaciones del cuerpo. Los cristales a menudo comienzan en el dedo gordo del pie, pero también pueden afectar otras articulaciones. A medida que los cristales se acumulan en la articulación sinovial, causan dolor e hinchazón. Los ataques suelen remitir después de unos días, pero a menudo reaparecen de forma crónica cada pocas semanas o meses. Esta condición crónica puede eventualmente erosionar el cartílago y el hueso de la articulación afectada. Se aconseja a las personas que padecen esta afección que reduzcan el consumo de proteínas y aumenten el consumo de carbohidratos.

Osteoporosis

La osteoporosis es una afección que afecta a muchas personas mayores, en particular a las mujeres posmenopáusicas. La enfermedad se debe al aumento gradual de la reabsorción de hueso, mientras que la tasa de formación de hueso nuevo permanece normal. Los signos externos de la enfermedad incluyen disminución de la altura y curvatura de la columna.


Las funciones del sistema esquelético

Hueso , o tejido óseo , es un tejido conectivo duro y denso que forma la mayor parte del esqueleto adulto, la estructura de soporte del cuerpo. En las áreas del esqueleto donde se mueven los huesos (por ejemplo, la caja torácica y las articulaciones), cartílago , una forma semirrígida de tejido conectivo, proporciona flexibilidad y superficies lisas para el movimiento. los sistema esquelético es el sistema del cuerpo compuesto de huesos y cartílagos y realiza las siguientes funciones críticas para el cuerpo humano:

  • apoya el cuerpo
  • facilita el movimiento
  • protege los órganos internos
  • produce glóbulos
  • almacena y libera minerales y grasas

Soporte, movimiento y protección

Las funciones más aparentes del sistema esquelético son las funciones generales, las visibles por observación. Con solo mirar a una persona, puede ver cómo los huesos apoyan, facilitan el movimiento y protegen el cuerpo humano.

Así como las vigas de acero de un edificio proporcionan un andamio para soportar su peso, los huesos y cartílagos de su sistema esquelético componen el andamio que sostiene el resto de su cuerpo. Sin el sistema esquelético, sería una masa flácida de órganos, músculos y piel.

Los huesos también facilitan el movimiento al servir como puntos de unión para sus músculos. Mientras que algunos huesos solo sirven de soporte a los músculos, otros también transmiten las fuerzas que se producen cuando los músculos se contraen. Desde un punto de vista mecánico, los huesos actúan como palancas y las articulaciones sirven como puntos de apoyo (Figura 5.2). A menos que un músculo abarque una articulación y se contraiga, un hueso no se moverá. Para obtener información sobre la interacción de los sistemas esquelético y muscular, es decir, el sistema musculoesquelético, busque contenido adicional.

Los huesos también protegen los órganos internos de lesiones cubriéndolos o rodeándolos. Por ejemplo, sus costillas protegen sus pulmones y corazón, los huesos de su columna vertebral (columna vertebral) protegen su médula espinal y los huesos de su cráneo (cráneo) protegen su cerebro (Figura 5.3).

Almacenamiento de minerales, almacenamiento de energía y hematopoyesis

A nivel metabólico, el tejido óseo realiza varias funciones críticas. Por un lado, la matriz ósea actúa como un depósito de una serie de minerales importantes para el funcionamiento del cuerpo, especialmente calcio y potasio. Estos minerales, incorporados al tejido óseo, se pueden liberar de nuevo al torrente sanguíneo para mantener los niveles necesarios para apoyar los procesos fisiológicos. Los iones de calcio, por ejemplo, son esenciales para las contracciones musculares y para controlar el flujo de otros iones involucrados en la transmisión de los impulsos nerviosos.

El hueso también sirve como un lugar para el almacenamiento de grasa y la producción de células sanguíneas. El tejido conectivo más blando que llena el interior de la mayoría de los huesos se conoce como médula ósea (Figura 5.5). Hay dos tipos de médula ósea: médula amarilla y médula roja. Médula amarilla Contiene tejido adiposo, los triglicéridos almacenados en los adipocitos del tejido pueden servir como fuente de energía. Tuétano rojo es donde hematopoyesis —La producción de células sanguíneas— tiene lugar. Los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas se producen en la médula roja.


Ortner & # x27s Identificación de condiciones patológicas en restos óseos humanos

Ortner & # x27s Identificación de condiciones patológicas en restos óseos humanos, tercera edición, proporciona un tratamiento integral e integral de las condiciones patológicas que afectan al esqueleto humano. Dado que los restos de esqueletos antiguos pueden revelar un tesoro de información para el ortopedista, patólogo, antropólogo forense y radiólogo moderno, este libro presenta un recurso oportuno. Bellamente ilustrado con más de 1,100 fotografías y dibujos, proporciona un texto y material esencial sobre patología ósea, lo que ayuda a mejorar la capacidad de diagnóstico de aquellos interesados ​​en la patología del hueso seco humano.

Ortner's Identification of Pathological Conditions in Human Skeletal Remains, Third Edition, provides an integrated and comprehensive treatment of the pathological conditions that affect the human skeleton. As ancient skeletal remains can reveal a treasure trove of information to the modern orthopedist, pathologist, forensic anthropologist, and radiologist, this book presents a timely resource. Beautifully illustrated with over 1,100 photographs and drawings, it provides an essential text and material on bone pathology, thus helping improve the diagnostic ability of those interested in human dry bone pathology.


A List of Human Bone Diseases

The human skeleton consists of many fused and individual bones. It serves as the framework, which anchors muscles, and protects organs such as the brain, heart and lungs. The biggest bone in the body is the femur in the thigh and the smallest is the stapes bone in the middle ear. In an adult, the skeleton comprises around 30 to 40% of the total body weight one-half of which is water.

When you are young, your body adds bone faster than it is removed, after the mid 20s in most people you begin loosing bone faster than your body makes it unless you take measures to prevent this. A good diet, exercise and an intake of calcium and vitamin d will help to keep your bones healthy

Diseases of Bones

Many diseases can affect the bones there are various reasons for the cause of disease. Osteoporosis can make your bones weak and more likely to break, Osteogenesis imperfecta makes bones brittle, Paget’s disease makes bones grow larger and weaker and of course, there is bone cancer and bone infections.

Osteoporosis

Osteoporosis makes your bones weak and more likely to break. Any person can develop osteoporosis, but it is most common in older women. It is calculated that as many as one-half of all women, and one quarter of men older than 50 will break a bone due to osteoporosis. Risk factors include age, small size, having a family history of osteoporosis, certain medications and being a Caucasian or Asian female.

Postmenstrual Osteoporosis is another variation of the disease. It is the most common form of the disease. Humans have cells that remove old bone and other cells that rebuild new bone. This is an ongoing process and is part of what keeps your bones strong. When you have postmenopausal osteoporosis, bone-removing cells cause you to lose bone at a rate that is too fast. The 5-7 years after menopause the bone loss can be up to 20%.

Osteogenesis imperfecta

Osteogenesis imperfecta is a genetic disease that makes bones break easily. Sometimes the bones break for no known reason. Osteogenesis imperfecta can also cause weak muscles, brittle teeth or a curved spine. The cause is a gene defect that affects how your body makes collagen, a protein that helps make bones strong. Usually it is inherited from a parent. Occasionally, it is due to a mutation.

Osteogenesis symptoms can vary from person to person and range from mild to severe. A person might have as many as several hundred fractures like comminuted fractures in a lifetime.

Paget’s disease

Paget’s disease causes your bones to grow larger and weaker than normal. Bones may break easily and it can lead to arthritis and hearing loss. Paget’s disease is most common in the spine, pelvis, skull and legs. The disease might affect one or several bones, but not the entire skeleton. It is most common in older men. It is unknown why this disease starts, but is presumed to be a virus and may be inherited. The symptoms might include, pain, enlarged bones, broken bones and damaged cartilage or joints. Surgery is an option for treatment, but the best preventative solution is a good diet and exercise.

Bone Cancer

Bone cancer is rare and usually it starts in other parts of the body and migrates to the bones. The three most common types are:

*Osteosarcoma, which develops in growing bones, usually between ages 10 and 25, it is the most common type of bone cancer and is one of the few that starts in the bones. It can metastasize to other parts of the body including the lungs. It commonly starts from the osteoblasts that are the cells that make bones grow. This is why it is common in teens going through growth spurts.

*Ewing’s sarcoma is a cancer that begins in the nerve tissue in bone marrow of young people. It commonly begins during puberty and is uncommon in African-American, African, and Chinese children. The tumor may arise any ware but is most common in the long bones of the arms and legs. The symptoms are few but include pain and possibly swelling. Treatment can include Chemotherapy, radiation therapy and or surgery.

*Chondrosarcoma which typically starts in the cartilage of the femur, arm, pelvis, knee or spine is usually found in older people over age 50. It is the second most common type of bone cancer. Symptoms include swelling, a large lump or mass and severe pain. Treatments include surgery, chemotherapy and radiation therapy.

The best defense against bone disease is to eat a healthy diet with the proper amounts of calcium and get plenty of exercise. The genetic portion of the issue is always under study and much progress is being made in this area.


Evaluation and Treatment of Skeletal Diseases

This study has four objectives: 1) to provide investigators the opportunity to study bone specimens from patients with various skeletal diseases 2) to treat patients with skeletal diseases at the NIH 3) to expose NIH trainees to certain skeletal diseases and 4) to gain more knowledge about skeletal diseases and stimulate further study of bone biology.

Anyone with a disease that affects the skeleton may be eligible for this study.

All evaluations, tests, procedures and treatments given study participants are used in the standard care of skeletal diseases. No experimental evaluations or treatments are offered. Patient evaluations include a medical history, review of medical records and routine physical examination. Based on the findings, other procedures may be recommended, including blood tests, urine tests, and imaging tests, such as X-rays, bone densitometry, bone scan, computed tomography (CT) and magnetic resonance imaging (MRI).

Bone specimens from participants will be collected for research use. Specimens will be obtained from bone removed during a patient s planned surgical procedure performed for medical care, or patients may be requested to have a bone biopsy removal of a small piece of bone tissue as part of the patient evaluation procedure.

Human diseases are commonly manifested in the skeletal system. The skeleton may be the primary or secondary target of the disease and the disease may be congenital or acquired. While understanding of the molecular and cellular biology of bone and mineral disorders has increased in the last several years, much remains to be understood about the underlying biology of the skeleton. The gaps in the understanding of skeletal biology are evident in the paucity of tissue-specific therapies for skeletal diseases.

Within this study, we plan to obtain tissue and clinical specimens from outside institutions as well as to evaluate subjects with bone and mineral disorders at the NIH Clinical Center. Subjects will undergo clinically indicated testing and possibly receive treatment, which will be limited to therapies based on the best professional judgment of the investigators and treatment with medications commercially available under FDA law.

The objectives of this protocol are to:

  1. allow for the receipt of tissues and clinical specimens from investigators outside and inside the NIH
  2. provide a protocol within which subjects with common and rare disorders of bone and mineral metabolism can be studied, evaluated and treated at NIH
  3. provide a protocol under which trainees can evaluate subjects with bone and mineral disorders
  4. provide a pool of subjects with bone and mineral disorders, from which research questions will arise and from which future research studies will be generated.

The study population will include subjects:

  • with a known or suspected bone disease and/or with a known or suspected disorder of mineral metabolism
  • Subjects who meet eligibility criteria will be accepted regardless of gender, race, or ethnicity.

This protocol is a training, evaluation and treatment protocol.

  1. To successfully enroll, evaluate, and manage subjects with common and rare bone and mineral metabolism disorders. The purposes for doing this are: a) educating trainees and investigators and b) providing a mechanism by which subjects with diseases of uncertain or unknown diagnoses can be evaluated.
  2. To collect or receive research and clinical specimens of common and rare bone and mineral metabolism disorders from subjects seen at outside medical facilities as well as those seen at the NIH. Specimens will be collected for research purposes.
  3. Analysis of research and subject outcome data collected from the subjects enrolled in this study will generate future research studies related to common and rare bone and mineral metabolism disorders.

Tabla de disposición para la información del estudio.
Tipo de estudio : De observación
Estimated Enrollment : 1000 participants
Observational Model: Case-Only
Time Perspective: Futuro
Título oficial: Evaluation and Treatment of Bone and Mineral Disorders
Actual Study Start Date : November 19, 2001

Enlaces de recursos proporcionados por la Biblioteca Nacional de Medicina

Grants & Funding: The NIAMS Extramural Program

The NIAMS Extramural Program (EP) plans, develops, awards, and manages basic, translational, and clinical scientific research studies and training throughout the United States and abroad within the scientific mission of NIAMS through a wide array of grants, contracts, and cooperative agreements to universities, hospitals, medical schools, small businesses and other organizations. The goal is to facilitate the most promising discoveries and emerging technologies for rapid translation to clinical applications for improving public health. These programs are administered through the NIAMS Division of Extramural Research (DER). In the current fiscal year we expended about 85% of our budget on extramural research, by providing $500 million in funding for 1,400 extramural grants and cooperative agreements.

We invite you to explore this site to learn about our supported scientific programs and to find resources to help identify funding opportunities and manage grant awards.


El amplio rango de movimiento que permiten las articulaciones sinoviales produce diferentes tipos de movimientos. The movement of synovial joints can be classified as one of four different types: gliding, angular, rotational, or special movement.

Gliding Movement

Gliding movements occur as relatively flat bone surfaces move past each other. Gliding movements produce very little rotation or angular movement of the bones. The joints of the carpal and tarsal bones are examples of joints that produce gliding movements.

Angular Movement

Angular movements are produced when the angle between the bones of a joint changes. There are several different types of angular movements, including flexion, extension, hyperextension, abduction, adduction, and circumduction. Flexion, or bending, occurs when the angle between the bones decreases. Moving the forearm upward at the elbow or moving the wrist to move the hand toward the forearm are examples of flexion. Extensión is the opposite of flexion in that the angle between the bones of a joint increases. Straightening a limb after flexion is an example of extension. Extension past the regular anatomical position is referred to as hyperextension. This includes moving the neck back to look upward, or bending the wrist so that the hand moves away from the forearm.

Secuestro occurs when a bone moves away from the midline of the body. Examples of abduction are moving the arms or legs laterally to lift them straight out to the side. Adduction is the movement of a bone toward the midline of the body. Movement of the limbs inward after abduction is an example of adduction. Circumduction is the movement of a limb in a circular motion, as in moving the arm in a circular motion.

Rotational Movement

Rotational movement is the movement of a bone as it rotates around its longitudinal axis. Rotation can be toward the midline of the body, which is referred to as medial rotation, or away from the midline of the body, which is referred to as lateral rotation. Movement of the head from side to side is an example of rotation.

Special Movements

Some movements that cannot be classified as gliding, angular, or rotational are called special movements. Inversión involves the soles of the feet moving inward, toward the midline of the body. Eversion is the opposite of inversion, movement of the sole of the foot outward, away from the midline of the body. Protraction is the anterior movement of a bone in the horizontal plane. Retraction occurs as a joint moves back into position after protraction. Protraction and retraction can be seen in the movement of the mandible as the jaw is thrust outwards and then back inwards. Elevation is the movement of a bone upward, such as when the shoulders are shrugged, lifting the scapulae. Depresión is the opposite of elevation—movement downward of a bone, such as after the shoulders are shrugged and the scapulae return to their normal position from an elevated position. Dorsiflexion is a bending at the ankle such that the toes are lifted toward the knee. Plantar flexion is a bending at the ankle when the heel is lifted, such as when standing on the toes. Supinación is the movement of the radius and ulna bones of the forearm so that the palm faces forward. Pronation is the opposite movement, in which the palm faces backward. Opposition is the movement of the thumb toward the fingers of the same hand, making it possible to grasp and hold objects.

Tipos de articulaciones sinoviales

Las articulaciones sinoviales se clasifican además en seis categorías diferentes según la forma y estructura de la articulación. The shape of the joint affects the type of movement permitted by the joint (Figure 4). Estas articulaciones pueden describirse como articulaciones planas, articuladas, pivotantes, condiloides, de silla o de rótula.

Figure 4. Different types of joints allow different types of movement. Planar, hinge, pivot, condyloid, saddle, and ball-and-socket are all types of synovial joints.

Articulaciones planas

Planar joints have bones with articulating surfaces that are flat or slightly curved faces. These joints allow for gliding movements, and so the joints are sometimes referred to as gliding joints. The range of motion is limited in these joints and does not involve rotation. Planar joints are found in the carpal bones in the hand and the tarsal bones of the foot, as well as between vertebrae (Figure 5).

Figure 5. The joints of the carpal bones in the wrist are examples of planar joints. (credit: modification of work by Brian C. Goss)

Juntas de bisagra

En hinge joints, the slightly rounded end of one bone fits into the slightly hollow end of the other bone. In this way, one bone moves while the other remains stationary, like the hinge of a door. El codo es un ejemplo de articulación de bisagra. The knee is sometimes classified as a modified hinge joint (Figure 6).

Figure 6. The elbow joint, where the radius articulates with the humerus, is an example of a hinge joint. (credit: modification of work by Brian C. Goss)

Articulaciones de pivote

Figure 7. The joint in the neck that allows the head to move back and forth is an example of a pivot joint.

Pivot joints consist of the rounded end of one bone fitting into a ring formed by the other bone. Esta estructura permite el movimiento de rotación, ya que el hueso redondeado se mueve alrededor de su propio eje. An example of a pivot joint is the joint of the first and second vertebrae of the neck that allows the head to move back and forth (Figure 7). La articulación de la muñeca que permite girar la palma de la mano hacia arriba y hacia abajo también es una articulación de pivote.

Articulaciones condiloides

Condyloid joints consist of an oval-shaped end of one bone fitting into a similarly oval-shaped hollow of another bone (Figure 8). A esto también se le llama a veces articulación elipsoidal. Este tipo de articulación permite el movimiento angular a lo largo de dos ejes, como se ve en las articulaciones de la muñeca y los dedos, que pueden moverse tanto de lado a lado como de arriba a abajo.

Figure 8. The metacarpophalangeal joints in the finger are examples of condyloid joints. (crédito: modificación del trabajo de Gray & # 8217s Anatomy)

Articulaciones de silla de montar

Saddle joints are so named because the ends of each bone resemble a saddle, with concave and convex portions that fit together. Saddle joints allow angular movements similar to condyloid joints but with a greater range of motion. An example of a saddle joint is the thumb joint, which can move back and forth and up and down, but more freely than the wrist or fingers (Figure 9).

Figure 9. The carpometacarpal joints in the thumb are examples of saddle joints. (credit: modification of work by Brian C. Goss)

Articulaciones esféricas

Ball-and-socket joints possess a rounded, ball-like end of one bone fitting into a cuplike socket of another bone. Esta organización permite el mayor rango de movimiento, ya que todos los tipos de movimiento son posibles en todas las direcciones. Examples of ball-and-socket joints are the shoulder and hip joints (Figure 10).

Figure 10. The shoulder joint is an example of a ball-and-socket joint.

Enlace al aprendizaje

Watch this animation showing the six types of synovial joints.

Conexión profesional

Reumatólogo

Los reumatólogos son médicos que se especializan en el diagnóstico y tratamiento de trastornos de las articulaciones, músculos y huesos. Diagnostican y tratan enfermedades como la artritis, trastornos musculoesqueléticos, osteoporosis y enfermedades autoinmunes como la espondilitis anquilosante y la artritis reumatoide.

La artritis reumatoide (AR) es un trastorno inflamatorio que afecta principalmente a las articulaciones sinoviales de las manos, los pies y la columna cervical. Las articulaciones afectadas se inflaman, se ponen rígidas y duelen. Although it is known that RA is an autoimmune disease in which the body’s immune system mistakenly attacks healthy tissue, the cause of RA remains unknown. Immune cells from the blood enter joints and the synovium causing cartilage breakdown, swelling, and inflammation of the joint lining. La rotura del cartílago hace que los huesos se froten entre sí y provoquen dolor. RA is more common in women than men and the age of onset is usually 40–50 years of age.

Rheumatologists can diagnose RA on the basis of symptoms such as joint inflammation and pain, X-ray and MRI imaging, and blood tests. Arthrography is a type of medical imaging of joints that uses a contrast agent, such as a dye, that is opaque to X-rays. Esto permite visualizar las estructuras de tejido blando de las articulaciones, como cartílagos, tendones y ligamentos. Un artrograma se diferencia de una radiografía normal al mostrar la superficie de los tejidos blandos que recubren la articulación además de los huesos de la articulación. Un artrograma permite detectar cambios degenerativos tempranos en el cartílago articular antes de que los huesos se vean afectados.

Actualmente no existe cura para la AR; sin embargo, los reumatólogos tienen varias opciones de tratamiento disponibles. Early stages can be treated with rest of the affected joints by using a cane or by using joint splints that minimize inflammation. When inflammation has decreased, exercise can be used to strengthen the muscles that surround the joint and to maintain joint flexibility. Si el daño articular es más extenso, se pueden usar medicamentos para aliviar el dolor y disminuir la inflamación. Se pueden usar medicamentos antiinflamatorios como aspirina, analgésicos tópicos e inyecciones de corticosteroides. Es posible que se requiera cirugía en los casos en que el daño articular sea grave.


Effects of Aging on the Musculoskeletal System

From about age 30, the density of bones begins to diminish in men and women. This loss of bone density accelerates in women after menopause. As a result, bones become more fragile and are more likely to break (see Osteoporosis), especially in old age.

As people age, their joints are affected by changes in cartilage and in connective tissue. The cartilage inside a joint becomes thinner, and components of the cartilage (the proteoglycans—substances that help provide the cartilage's resilience) become altered, which may make the joint less resilient and more susceptible to damage. Thus, in some people, the surfaces of the joint do not slide as well over each other as they used to. This process may lead to osteoarthritis. Additionally, joints become stiffer because the connective tissue within ligaments and tendons becomes more rigid and brittle. This change also limits the range of motion of joints.

Loss of muscle (sarcopenia) is a process that starts around age 30 and progresses throughout life. In this process, the amount of muscle tissue and the number and size of muscle fibers gradually decrease. The result of sarcopenia is a gradual loss of muscle mass and muscle strength. This mild loss of muscle strength places increased stress on certain joints (such as the knees) and may predispose a person to arthritis or falling. Fortunately, the loss in muscle mass and strength can partially be overcome or at least significantly delayed by a program of regular exercise.

The types of muscle fibers are affected by aging as well. The numbers of muscle fibers that contract faster decrease much more than the numbers of muscle fibers that contract slower. Thus, muscles are not able to contract as quickly in old age.


Ver el vídeo: Biología RX: Sistema Esquelético. (Enero 2022).