Otros

Leishmaniasis



Protozoo Leishmania: causa de la enfermedad

Causa de la enfermedad

La leishmaniasis es una enfermedad no contagiosa causada por parásitos (protozoos Leishmania) que invaden y se reproducen dentro de las células que forman parte del sistema inmunitario (macrófagos) de la persona infectada.

Manifestación y características.

Esta enfermedad puede manifestarse de dos maneras: leishmaniasis cutánea o cutánea y leishmaniasis visceral o kalazar.

La leishmaniasis cutánea o cutánea se caracteriza por lesiones en la piel y también puede afectar la nariz, la boca y la garganta (esta forma se conoce como "hematomas"). Visceral o calazar es una enfermedad sistémica porque afecta a varios órganos, y los más afectados son el hígado, el bazo y la médula ósea. Su evolución es larga y puede, en algunos casos, incluso superar un período de un año.

Transmisión

Su transmisión se produce a través de pequeños mosquitos que se alimentan de sangre, que, según la localidad, reciben diferentes nombres, como: paja de mosquito, armadillo, ala blanca, cangalinha, ala dura, paja o birigui. Como son muy pequeños, estos mosquitos pueden pasar a través de redes y pantallas. Se encuentran más comúnmente en lugares húmedos, oscuros y ricos en plantas.

Además del cuidado con el mosquito, mediante el uso de repelentes en áreas muy cercanas al bosque, dentro del bosque, etc., también es importante saber que este parásito también puede estar presente en algunos animales salvajes e incluso en perros domésticos.

Síntomas de leishmaniasis

Los síntomas varían según el tipo de leishmaniasis. En el caso del tegumento, aparece una pequeña elevación rojiza en la piel que aumenta hasta convertirse en una herida que puede estar cubierta de costra o secreción purulenta. También existe la posibilidad de su manifestación a través de lesiones inflamatorias en la nariz o la boca. Los síntomas viscerales incluyen fiebre irregular, anemia, malestar, piel pálida y membranas mucosas, pérdida de peso, hinchazón abdominal debido al agrandamiento del hígado y el bazo.

Prevención y tratamiento.

La mejor manera de prevenir esta enfermedad es evitar vivir o quedarse en áreas que están demasiado cerca del bosque, evitando bañarse en un río cerca del bosque, siempre usando repelentes cuando esté en el bosque, etc.

Esta enfermedad debe tratarse con medicamentos y recibir atención médica, porque si no se trata adecuadamente, puede provocar la muerte.

TENGA EN CUENTA: La información en esta página es solo para investigación y trabajo escolar. Por lo tanto, no deben usarse para consejo médico. Para hacerlo, consulte a un médico para obtener asesoramiento y un tratamiento adecuado.

Video: Leishmaniasis - Plain and Simple (Marzo 2020).