Otros

Transporte pasivo: difusión y ósmosis



Osmosis que ocurre en una célula

¿Qué es (definición)

El transporte pasivo es el transporte que ocurre entre dos soluciones con diferentes concentraciones de soluto, cuyo objetivo es igualar las concentraciones, haciéndolas isotónicas. Este proceso ocurre sin el desperdicio de energía. Se divide en dos tipos: difusión y osmosis.

Cómo se produce la difusión (resumen)

La difusión es el modo de transporte pasivo en el que el soluto se mueve de la solución más concentrada (hipertónica) a la menos concentrada (hipotónica). Esto es con el propósito de que se vuelvan iguales (isotónicas) en términos de concentración de soluto.

Velocidad de transporte y ejemplos

Cuanto mayor sea la diferencia entre las concentraciones, más rápido será el transporte. Por ejemplo, la nicotina ingresa al torrente sanguíneo del no fumador más rápido que el del fumador, esto se debe a que esta sustancia no está presente en el torrente sanguíneo del no fumador.

Otro ejemplo sobre la difusión es el cloro arrojado a la piscina. Mezclará completamente el agua, pasando del medio más alto al menos concentrado hasta que se distribuya uniformemente por toda la piscina.

Osmosis y ejemplos

La ósmosis es el modo de transporte pasivo en el que el disolvente (agua, por ejemplo) se transporta a través de una membrana semipermeable desde el medio de concentración más bajo (solución hipotónica) al medio más concentrado (hipertónico).

Un ejemplo muy simple para entender la ósmosis es observar la acción del azúcar en la fresa. Cuando se pone en contacto con la fresa, el azúcar recibe el agua contenida en esta fruta.

También observamos ósmosis cuando nos bañamos en el mar, ya que hay una concentración mucho mayor de soluto (sal) en el mar que la presente en nuestro cuerpo.

Difusión simultánea y osmosis

Hay situaciones en las que ambos (osmosis y difusión) ocurren simultáneamente. Este es el caso de la sal que, cuando entra al torrente sanguíneo, pasará al líquido intersticial (líquido del que las células extraen sus nutrientes y depositan sus desechos) por difusión. Y por ósmosis, el agua contenida en el líquido intersticial pasará al torrente sanguíneo. El resultado será un aumento del volumen sanguíneo y la presión arterial.